Dƶoxar

Luistxo ¦ 2013-04-21 ¦ 09:01 ¦

Hoy 21 de abril se cumplen 17 años del asesinato del primer presidente de Chechenia, Dzhojar Dudayev. Fue localizado por su teléfono móvil y liquidado mediante los misiles rusos durante la primera guerra de Chechenia.

Es un nombre sonoro, Dzhojar (su transcripción en español), lo hemos visto escrito Dzhokhar (transcripción inglesa) en las noticias de Boston, y se escribió Dƶoxar en checheno mientras Dudayev fue presidente de Chechenia independiente (de facto lo fue durante unos pocos años). Yo vi ese nombre escrito en checheno en Tartu, Estonia, a la puerta del hotel Barclay, en unas vacaciones del año 2000.

Source: upload.wikimedia.org via Luistxo on Pinterest

Dƶoxar Dudayev fue comandante de una importante unidad de bombarderos estratégicos sita en Estonia, al final de la vida de la Unión Soviética. Sus tropas recibieron ordenes de acallar la rebelión democrática e independentista de Estonia, pero Dudayev se negó. Un amigo estonio me explicó esto en aquella calle de Tartu. Tenían en gran estima a ese hombre. A mi me emocionó ver ese cártel, un testiomio único de lo que fue una lengua minorizada brevemente convertida en oficial, un idioma con no muchos más hablantes que el euskera, con una estructura ergativa, que sobrevive aún bajo el peso de un idioma infinitamente más poderoso (el ruso)...

En 1991 Dudayev dejó el Ejército Rojo, Estonia, y se fue a Chechenia a liderar su independencia. Lo hicieron pacífica y democráticamente, en la primera mitad de la decada de los 90, en una entidad llamada la República Chechena de Ichkeria. Entre otras medidas, se implantó un alfabeto latino para el idioma checheno, sustituyendo al cirílico de la época soviética. En ese alfabeto e idioma, además de en inglés y estonio está escrita la placa de Tartu.

También en esos años nació Dzhokhar Tsarnaev, el joven checheno que puso las bombas de la maratón de Boston. Cabe pensar que la admiración por Dudayev pudo tener que ver en la elección del nombre.

En 1996, Rusia decidió intervenir militarmente. La primera guerra chechena, liderada por Boris Yeltsin, fue un desastre para el ejército ruso que se vio derrotado y humillado. No obstante, también fue sangrienta y terrible para Chechenia, y entre los miles de víctimas, su presidente, Dudayev.

Rusia se vengó con más sangre y poder militar en la segunda guerra chechena, liderada ésta por Vladimir Putin. El resultado, insurgencia, represión asesina, radicalización islámica tanto de los resistentes como del régimen marioneta corrupto, prácticamente integrista y pro-ruso de Ramzan Kadirov (el enlace es a su Instagram).

En 1991, cuando se separaron Estonia y Dudayev, la historia siguió su curso. Estonia es un país próspero y moderno, y el euro es su moneda. Chechenia es una pesadilla de represión e Islam. ¿Podría Chechenia, si Rusia hubiera dejado proceder a Dudayev y ser libres a los chechenos, haber seguido el camino de la Estonia independiente? Difícilmente veríamos a Chechenia en la Unión Europea, pero quizás habrían tenido otro destino, mucho más halaguëño que el actual. También Dƶoxar Tsarnaev habría podido vivir otra vida, una que seguramente no le habría llevado a plantar bombas en las calles de Boston.